Nuevo Audi R8

6 de marzo de 2015
0 Comentarios

nuevo audi r8

El nuevo R8 V10 plus es el Audi producido en serie más potente y rápido de todos los tiempos

El motor central del Audi R8 representa no sólo un concepto clásico de la competición sino también una pieza importante en la tradición de la marca. Los potentes motores de los vehículos Auto Union que competían en los Grandes Premios de los años 30 ya recurrían a esta disposición al ir ubicados por delante del eje trasero, algo que supuso un avance revolucionario para la época. En el año 2000, Audi ganó la carrera de resistencia de Las 24 Horas de Le Mans por primera vez con el prototipo R8 LMP; en 2005, este coche, que a la postre dio nombre al modelo de producción en serie, acumulaba ya cinco victorias en el circuito de La Sarthe. El nombre elegido para la versión de calle, R8, indica la relación tecnológica entre ambos ganadores.
Hasta 610 CV: los dos motores V10

La nueva generación del Audi R8 se beneficia del último desarrollo del motor de diez cilindros. Con su rápida respuesta al acelerador, su facilidad para subir de vueltas hasta alcanzar las 6.500 rpm y su inimitable sonido, el propulsor atmosférico 5.2 FSI es capaz de despertar los instintos más deportivos. En el nuevo R8, el V10 ofrece aún más potencia y par que en su predecesor. Las mariposas de las salidas de escape y el sistema opcional de escape deportivo hacen que el sonido del coche sea aún más característico.
El motor de diez cilindros y 5.204 cc está disponible en dos versiones. En el R8 V10 desarrolla una potencia de 540 CV (397 kW) y un par de 540 Nm a 6.500 rpm. La aceleración de 0 a 100 km/h se realiza en 3,5 segundos y la velocidad máxima es de 323 km/h.

El Audi R8 V10 plus es todavía más potente y se convierte en el Audi de producción en serie más rápido de todos los tiempos. Desarrolla 610 CV (449 kW) y su par máximo de 560 Nm está disponible a 6.500 rpm. Las cifras de prestaciones son igualmente impresionantes: de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos, 0 a 200 km/h en 9,9 segundos y una velocidad máxima de 330 km/h.

Otra innovación en el 5.2 FSI es la inyección indirecta adicional. Complementa la inyección directa de gasolina FSI, reduce el consumo de combustible y mejora el rendimiento del motor. Además, el R8 cuenta con el innovador sistema COD (cylinder on demand), que desactiva una de las dos bancadas de cilindros desconectando la inyección y el encendido. El R8 V10 consume una media de 11,8 litros de combustible cada 100 kilómetros, lo que equivale a unas emisiones de CO2 de 275 gramos por kilómetro; en el R8 V10 plus esos valores son de 12,4 l/100 km y 289 g/km respectivamente. Comparado con el modelo anterior, se ha logrado una reducción de consumo de hasta un 10%, algo que también se debe al nuevo sistema start-stop.
La lubricación por cárter seco completa el paquete tecnológico del motor 5.2 FSI, que se fabrica de forma artesanal en la planta de Gyor en Hungría. Esta solución deriva del mundo de la competición y permite ubicar el V10 en una posición bastante baja, lo que conlleva grandes beneficios a la hora de reducir el centro de gravedad del coche. También ayuda a mejorar el suministro de aceite, incluso en circunstancias de aceleración lateral extrema.

La transmisión: tan rápida como eficiente
En ambas versiones la potencia se deriva a la rápida transmisión S tronic de siete velocidades, instalada detrás del motor. Esta caja de cambios dispone de tres modos automáticos y también puede ser controlada de forma manual. Las órdenes de cambio se transmiten de forma electrónica (shift-by-wire). El sistema launch control gestiona la aceleración a fondo desde parado.
Otra función de la transmisión S tronic entra en juego cuando el conductor levanta su pie del acelerador a velocidades superiores a los 55 km/h. En este caso, los dos embragues se desacoplan para aprovechar la inercia y rodar en marcha libre, lo que logra un ahorro considerable de combustible, especialmente en el uso del día a día.

El sistema de tracción integral permanente quattro da al nuevo Audi R8 un aporte decisivo en términos de estabilidad y agarre si se compara con sus rivales de tracción a un solo eje. En el eje delantero, un embrague multidisco electrohidráulico reemplaza al embrague viscoso de la generación anterior. La tracción quattro de nuevo desarrollo permite una distribución del par entre los dos ejes totalmente libre y variable, dependiendo de las circunstancias de conducción. En un modo normal de uso, hasta el 100% de la fuerza se transmite al eje trasero y, siempre que sea necesario, el embrague puede desviar hasta el 100% del par a las ruedas delanteras. Gracias al bloqueo de diferencial mecánico en el eje trasero, el conductor puede experimentar la máxima tracción sin ningún deslizamiento.

Audi drive select: conducción dinámica
En el chasis del nuevo Audi R8, los brazos transversales dobles fabricados en aluminio mantienen firmes a las cuatro ruedas. El R8 V10 plus tiene una puesta a punto particularmente deportiva. Con cualquiera de los dos motores disponibles, la suspensión variable adaptativa Audi magnetic ride se ofrece de forma opcional. El sistema de dirección asistida electromecánica de nuevo desarrollo mejora el contacto con el asfalto y ayuda a reducir las emisiones de CO2. En opción, Audi ofrece la dirección dinámica, que se vuelve más rápida en función de la velocidad y de los ajustes del sistema Audi drive select.
De serie, el nuevo Audi R8 V10 incorpora llantas de 19 pulgadas con neumáticos en formato 245/35 en el eje delantero y 295/35 en el trasero. Bajo pedido, Audi también ofrece unas llantas de 20 pulgadas por primera vez en el R8. Con esta opción, la medida de los neumáticos es 245/30 delante y 305/30 detrás. Los discos de freno adoptan un diseño lobulado que contribuye a reducir el peso, y las pinzas se pueden pintar en color rojo a gusto del cliente. En el Audi R8 V10 plus, los discos carbono cerámicos de alta tecnología se asocian a unas llantas de 20 pulgadas (opcionales para el V10) y logran unas cifras de deceleración superiores.

Gracias al sistema de conducción dinámica Audi drive select, el conductor tiene la posibilidad de elegir entre cuatro modos (comfort, auto, dynamic e individual) para controlar la manera en la que operan ciertos componentes mecánicos. De serie, este sistema actúa sobre el motor, la dirección, la transmisión S tronic y la tracción integral quattro, pero también lo puede hacer sobre algunos extras como el Audi magnetic ride, las mariposas de escape y la dirección dinámica. Además, ahora existe un nuevo modo denominado Performance (disponible como opción en el R8 V10, de serie en el R8 V10 plus), que se activa pulsando un botón independiente en el volante y que permite adecuarse a diferentes condiciones: seco, mojado o nieve. Estos programas mejoran la conducción en superficies de distinta adherencia. Con el modo Performance activado, el Audi Drive Select hace uso del control de estabilidad ESC.

El Audi RS 6 cumple 20 años

El Audi RS 6 cumple 20 años

Guillermo
6 de septiembre de 2022
El Audi RS 6 cumple 20 años, para celebrarlo os contaremos 20 curiosidades del Audi RS 6 y cómo ha ido evolucionando a lo largo del tiempo.