ŠKODA Fabia 1.0 TSI motor de tres cilindros. Dinámico y con bajo consumo de combustible

ŠKODA Fabia 1.0 TSI motor de tres cilindros. Dinámico y con bajo consumo de combustible

17 de marzo de 2017
0 Comentarios

Menor tamaño, construcción ligera, más potencia turbo: el ŠKODA FABIA y el ŠKODA FABIA COMBI incorporan las últimas novedades bajo sus capós.

Gracias a un incremento en la presión de la inyección hasta los 250 bares, ambas variantes de potencia del nuevo motor de 1.0 litros ofrecen un mejor rendimiento en la conducción que los motores de 1.2 litros que se han usado hasta ahora, y también logran una reducción de hasta un 6% en el consumo de combustible.

La tercera generación del ŠKODA FABIA 1.0 TSI impresiona con un diseño dinámico y emotivo

Una gran cantidad de espacio interior, innovadores sistemas de seguridad, confort e infoentretenimiento, y numerosas soluciones ‘Simply Clever’. El vehículo ofrece una gama de equipamiento interior que supera de largo la oferta actual en el segmento de los coches pequeños.

Motor de tres cilindros con un funcionamiento suave y sonido deportivo

Además de su funcionamiento suave, el nuevo motor 1.0 TSI del ŠKODA FABIA 1.0 TSI también impresiona por su sonido deportivo y dinámico. Con su construcción compacta y gracias a su cárter de aluminio ligero, el motor pesa 10 kilos menos que el motor 1.2 usado hasta la fecha. Los pistones de aluminio y las bielas están tan bien equilibrados que el motor funciona de forma especialmente suave y refinada, con la mínima fricción posible. Es por ello que no se requiere un eje de equilibrado. Esto ahorra peso y ayuda a reducir el consumo y las emisiones de CO2.

La potencia del ŠKODA FABIA 1.0 TSI con cambio manual de cinco velocidades es de 70 kW (95 CV). El par motor se mantiene en los 160 Nm, aunque el rendimiento ha mejorado. En comparación con el motor de 1.2 litros y cuatro cilindros usado hasta la fecha, la velocidad máxima se ha incrementado en 3 km/h hasta los 185 km/h (ŠKODA FABIA COMBI: de 185 a 187 km/h) y la aceleración de 0 a 100 km/h ha mejorado en 0,3 segundos hasta los 10,6 (ŠKODA FABIA COMBI: de 11,0 a 10,8 segundos). Las recuperaciones del motor de 60 a 100 km/h y de 80 a 120 km/h son idénticas a la de su predecesor. El consumo de combustible y las emisiones del hatchback y el Combi, sin embargo, han bajado considerablemente de 4,6 l a los 100 km (105 g CO2/km) a 4.3 l a los 100 km (99 g CO2/km).

El ŠKODA FABIA 1.0 TSI con 81 kW (110 CV): potencia idéntica, par motor considerablemente más alto

Al igual que su predecesor de 1.2 litros, el motor más potente de 1.0 litro con cambio manual de seis velocidades entrega 81 kW (110 CV); sin embargo, su par motor se ha incrementado de los 175 a los 200 Nm. La aceleración de 0 a 100 km/h se logra en 9,5 segundos (ŠKODA FABIA COMBI: 9,6 segundos); la velocidad máxima es de 196 km/h (ŠKODA FABIA COMBI: 199 km/h). El incremento del par motor se aprecia más al acelerar en carreteras o autopistas. La mejor docilidad del motor queda especialmente en evidencia cuando se combina con la transmisión DSG opcional de siete velocidades. En la marcha más alta, las recuperaciones de 60 a 100 km/h se pueden conseguir hasta 2,6 segundos más rápido (ŠKODA FABIA hatchback: 2,4 segundos), mientras que la aceleración entre 80 y 120 km/h es hasta 4,1 segundos más rápida (ŠKODA FABIA hatchback: 3,9 segundos). En las versiones con cambio manual del hatchback y el Combi, el consumo de combustible y las emisiones del tres cilindros con 81 KW / 110 CV se han reducido en 0,3 litros hasta 4,4 l a los 100 km (101 g CO2/km). Para las versiones con transmisión DSG, el consumo de combustible se ha reducido en 0,1 litros en ambas variantes y ahora es de 4,5 l a los 100 km (104 g CO2/km).

El ŠKODA FABIA 1.0 TSI ofrece sistemas de seguridad que superan de lejos la oferta actual en el segmento de los coches pequeños. Además de seis airbags, el Control Electrónico de Estabilidad (ESC) y el bloqueo electrónico de diferencial XDS+, la cartera también incluye como la opción la función Front Assist (que reduce el riesgo de colisiones traseras con la función integrada de Freno de Emergencia en Ciudad (que detiene el vehículo cuando detecta una colisión inminente). El Control de Crucero Adaptativo (ACC) también está disponible para la nueva versión de tres cilindros. Este sistema mantiene de forma constante un espacio con el vehículo de delante a velocidades de hasta 160 km/h. La función de Freno Multicolisión frena el ŠKODA FABIA tras un accidente para evitar que se produzcan daños adicionales. El detector de fatiga reconoce un descenso en la concentración del conductor y emite un aviso. La función de Limitador de Velocidad evita que el vehículo supere la velocidad seleccionada. El Control de Arranque en Pendiente proporciona asistencia al arrancar en una cuesta. La monitorización electrónica de la presión en los neumáticos viene equipada de serie en todos los países de la UE.

Las numerosas características de confort también hacen del ŠKODA FABIA un automóvil único en el segmento de los coches pequeños. Estas incluyen el sistema de arranque y bloqueo electrónico automático KESSY (Keyless Entry Start and Exit System) y los sensores de aparcamiento frontales y posteriores. Los sensores de lluvia, así como el Light Assist proporcionan una visibilidad óptima. Los primeros regulan de forma automática la velocidad de los limpiaparabrisas y el segundo enciende y apaga las luces largas en función de las condiciones lumínicas.